Please use this identifier to cite or link to this item: http://ri.uaemex.mx/handle20.500.11799/38753
Title: Gerardo, amigo tolerante y filósofo humanista que extrañamos
Authors: PEDRO CANALES GUERRERO 
Keywords: Multidisciplinarias (Ciencias Sociales);info:eu-repo/classification/cti/5
Publisher: Universidad Autónoma del Estado de México
Project: http://www.redalyc.org/revista.oa?id=281 
Description: La generosidad no es obligación, sino que está constituida por gestos más o menos simples, más o menos pequeños, que van más allá del deber mínimo con el prójimo. Gerardo tuvo conmigo gestos de generosidad que no olvido. Su generosidad y la amistad con que me honró me permiten estar hoy en compañía de ustedes y de él. El respeto por sí mismo no es otra cosa que el respeto invariable de los propios principios, cuando tales principios pueden volverse universales, es decir, cuando son humanistas en el más incluyente sentido. Gerardo era exigente consigo mismo por respeto a sus principios y, a la vez, tolerante con sus amigos y colegas. Pero la tolerancia hacia sus colegas —también por razones humanistas— no implicaba ni ininteligencia ni ingenuidad: junto al respeto por sus principios trabajó y defendió, con diáfana rectitud, su proyecto de universidad. Soy testigo de su tolerancia y de su ecuanimidad, pues nuestras discrepancias académicas —a pesar de, o precisamente por, una común formación temprana impregnada de disciplina y cultura religiosa— no estorbaron nuestro diálogo, y menos nuestra amistad.
La generosidad no es obligación, sino que está constituida por gestos más o menos simples, más o menos pequeños, que van más allá del deber mínimo con el prójimo. Gerardo tuvo conmigo gestos de generosidad que no olvido. Su generosidad y la amistad con que me honró me permiten estar hoy en compañía de ustedes y de él. El respeto por sí mismo no es otra cosa que el respeto invariable de los propios principios, cuando tales principios pueden volverse universales, es decir, cuando son humanistas en el más incluyente sentido. Gerardo era exigente consigo mismo por respeto a sus principios y, a la vez, tolerante con sus amigos y colegas. Pero la tolerancia hacia sus colegas —también por razones humanistas— no implicaba ni ininteligencia ni ingenuidad: junto al respeto por sus principios trabajó y defendió, con diáfana rectitud, su proyecto de universidad. Soy testigo de su tolerancia y de su ecuanimidad, pues nuestras discrepancias académicas —a pesar de, o precisamente por, una común formación temprana impregnada de disciplina y cultura religiosa— no estorbaron nuestro diálogo, y menos nuestra amistad.
URI: http://ri.uaemex.mx/handle20.500.11799/38753
Other Identifiers: http://hdl.handle.net/20.500.11799/38753
Rights: info:eu-repo/semantics/openAccess
http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/4.0
Appears in Collections:Producción

Show full item record

Google ScholarTM

Check


Items in DSpace are protected by copyright, with all rights reserved, unless otherwise indicated.